El verano se acerca y cada vez las temperaturas son más altas, nosotros pasamos calor y nuestros amigos de cuatro patas, también.

Ellos no tienen nuestros recursos y además dependen de nosotros en muchos aspectos, tenemos que asegurar su bienestar y mantenerlos frescos e hidratados. Por no hablar de que no se debe dejar al perro en el coche en épocas de calor, bastan 10 minutos para que pase lo peor. ¡En realidad no debería hacerse nunca!

Las consecuencias de un golpe de calor pueden ser fatales, no dejes que pase.

Precauciones cuando llega el calor

Evitar el ejercicio en las horas centrales del día

Si tú no sales a correr a las 2 de la tarde en verano, tampoco debería hacerlo tu perro, tan fácil como eso. Disfrutaréis mucho más del paseo a primera hora de la mañana o última de la tarde. Durante esas horas de calor, un paseo corto para que haga sus cosas será suficiente.

Agua, siempre a su libre disposición

En todas las estaciones y con cualquier temperatura, pero especialmente cuando hace calor. Si estáis fuera de casa, hay que llevar siempre agua fresca y ofrecerle cada poco tiempo para que no pase sed. Existen varios artilugios como botellas con dispensador, bebederos plegables…que nos facilitan la tarea.

calor y perros

No dejes que tu perro se sofoque

Si ves que tiene calor y está agitado, refréscalo. Mójale la cabeza, el cuerpo, y todo si puedes.

Llévalo a la peluquería

Si tu perro tiene el pelo largo, puede que con el calor llegue el momento de un corte. Asegúrate que no lo rapen demasiado, ya que el pelo también sirve de protección contra los rayos ultravioletas y también contra el calor excesivo.

Aire acondicionado para todos

Los perros disfrutan de las ventajas de un buen aire acondicionado tanto como nosotros.

El golpe de calor en perros

Si a pesar de todo tu perro ha sufrido mucho calor puede presentar un golpe de calor. Bastan 15 minutos para que un golpe de calor acabe con la vida de nuestro amigo, por eso cuanto antes nos demos cuenta de lo que pasa, más posibilidades tendremos de recuperarlo.

Síntomas iniciales

  • Temperatura interna superior a 42ºC
  • Apatía y falta de movimiento.
  • Respiración agitada y mucosas azuladas.
  • Temblores y vómitos
  • Aumento del ritmo cardíaco

Síntomas más graves

Si tras los síntomas anteriores el golpe de calor no es tratado, puede tener consecuencias mucho más graves y con peor pronóstico.

  • Aparición de manchas de sangre en la piel
  • Hemorragia gastrointestinal
  • Insuficiencia hepática o renal
  • Edema cerebral
  • Fallo multiorgánico

Cómo actuar ante un golpe de calor

La rapidez es fundamental a la hora de tratar un golpe de calor y salvar la vida de nuestro perro. Hay que llevarlo lo antes posible a un centro veterinario, y durante el trayecto debemos empezar a proporcionarle una serie de cuidados.

Lo primero que hay que hacer es bajar la temperatura corporal, hay que llevar al perro a un lugar fresco, mojarlo con agua fresca (no helada ya que podría causar daños cerebrales), aplicar un cubito de hielo en ingles, axilas y sobre el puente de la nariz. Es muy importante no envolver al perro en toallas húmedas o similares, ya que sólo conseguiríamos aumentar aún más su temperatura.

Y aunque parezca que está mejor, acude siempre al veterinario, exteriormente puede parecer que todo es correcto y aún así haber lesiones internas.

Dicho esto, estoy segura de que a ninguno os va a pasar esto y que no vais a necesitar toda esta información, ¡pero nunca está de más saber qué hacer! Disfrutad del buen tiempo.

 

A %d blogueros les gusta esto: