Todos queremos tener perros sanos y felices. Verlos correr, saltar, mover sus colas y comer con apetito nos llena de alegría y sobre todo, de tranquilidad.

Buenos hábitos para tener perros sanos y felices

Visita al veterinario

Desde el primer día que llegan a casa, los perros tienen que visitar al veterinario. Lo normal es que todo esté bien, pero no está de más asegurarse. Puedes aprovechar cuando vayas a vacunarlo, ganarás tranquilidad.

Alimentación

Uno de los pilares básicos de una buena salud es la alimentación. Una dieta equilibrada, variada y rica en minerales y vitaminas proporcionará a tu perro energía, vitalidad, un pelo y piel sanos, un corazón fuerte…

Ejercicio

Como para nosotros, el ejercicio regular no es sólo beneficioso sino necesario. Son muchas las cosas buenas que ocurren en el cuerpo y la mente de los perros cuando se mueven de forma regular. No necesitas más que un collar, una correa y ganas de pasarlo bien con tu amigo.

  • Un corazón más fuerte. Mejor tono muscular.
  • Digestiones menos pesadas.
  • Disminuye los comportamientos destructivos.
  • Aumenta el nivel de endorfinas, lo que hará que sean más felices.
  • Evita el exceso de peso.perros sanos y felices

Salud dental

La higiene dental de tu perro es extremadamente importante. Lo adecuado debería ser limpiar sus dientes a diario. La enfermedad periodental es muy común en los perros y además empeora con la edad.

Unos dientes poco cuidados provocan mal aliento, encías inflamadas, pérdida de dientes… Casi ningún perro se libra de una buena limpieza de boca, y ante cualquier indicio, lo mejor es consultar a tu veterinario. Ahorrarás sufrimiento a tu perro y dinero a tu bolsillo.

Habla con tu perro

Hay estudios que han demostrado que los perros tienen la inteligencia de un niño entre 2 y 3 años… Y seguro que más de una vez tu peludo te ha demostrado que entiende perfectamente lo que le dices.

No sólo el tono es importante, también qué les decimos a nuestros amigos de cuatro patas.

perros sanos y felices

Quiérelo

Es muy obvio, pero no hay que olvidarlo, nunca. Contar con un perro en tu vida te va a hacer más feliz, reduce la presión arterial y la depresión… Y además, ellos jamás te negarían su cariño… Qué menos que devolverle un poco de todo eso, ¿no crees?

 

A %d blogueros les gusta esto: