En Mayo vamos a viajar con Pippa en avión. Hasta ahora siempre habíamos elegido destinos a los que pudiésemos viajar en coche por ella y en los viajes más largos se había quedado con alguien en Madrid. Viajar con perro en avión es fácil aunque un poco engorroso, sobre todo con perros pequeños. Siempre hay algunas cosas que hay que preparar con antelación.

viajar con perro en avión

Viajar con perro en avión: No en todas las compañías

Aunque casi todas las compañías admiten mascotas en sus vuelos hay algunas de bajo coste que no. Ryanair o Easyjet son dos de ellas, por ejemplo. A menos que tu perro sea lazarillo, tendrá que quedarse en tierra o bien habrá que buscar otra compañía.

Nosotros hemos elegido KLM. Una vez comprados los billetes hay que llamar para confirmar que es posible llevar a tu amigo. Hay unas determinadas plazas por vuelo, así que cuanto antes lo hagas, mejor. En cuanto al precio, cada compañía tiene unas tarifas para los animales. Siempre es conveniente revisar antes las políticas de cada compañía respecto a los animales, aunque más o menos todas siguen una misma línea, hay algunas variaciones entre ellas.

48 horas antes del viaje conviene siempre llamar de nuevo para confirmar el viaje de tu perro. Lo normal es que con haberlo hecho una vez sea suficiente, pero nunca está de más asegurarse. La situación puede ser bastante incómoda en el caso de que haya habido algún error, así que cuanto más seguro, mucho mejor.

Todo esto es aplicable tanto si tu perro es grande como pequeño. En ambos casos se considera equipaje, bien en bodega o bien en la cabina de pasaje, dependiendo de su peso o tamaño.

viajar con perro en avión

Documentación

Cada país tiene una normativa específica que conviene consultar. En la página web de IATA puedes encontrar toda la información al respecto. Para viajar dentro de UE como mínimo vas a necesitar el pasaporte internacional de tu mascota y haberle administrado la vacuna de la rabia al menos 21 días antes.

¿Pueden viajar todos los perros en avión?

Desgraciadamente viajar con perro en avión no es posible para todos. Desde el verano de 2016 las razas braquicéfalicas (bulldogs, pitbull, boxer, carlinos…) tienen restringido el acceso a volar en avión si no pueden ir en cabina. Y para ello deben pesar menos de 8 kilos contando la jaula o transportín.

¿En cabina o en bodega?

Dependiendo del tamaño y peso del animal. Por regla general hasta 8 kilos (incluyendo jaula o transportín) pueden viajar en cabina. Las dimensiones máximas del contenedor son determinadas por cada compañía. Además tiene que ser seguro, cómodo, ventilado y con espacio suficiente para el animal.

Los animales que no cumplan los requisitos para viajar en cabina, habrán de hacerlo en la bodega. En este caso deberán ir en una jaula o transportín adecuado a su tamaño y peso, con recipientes para agua y comida, cómdo, ventilado y con fondo permeable.

 

A %d blogueros les gusta esto: